Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

VPH, el denominado virus silencioso

virus-papiloma-humano-169El Dr. Cantarero ha decidido implementar un nuevo proyecto profesional y exclusivo en el campo de la Ginecología y Obstetricia. AGE, Agrupación Ginecológica Española, cuenta con un gran respaldo profesional gracias a la experiencia del Dr. Cantarero, al liderar durante más de 25 años el conocido Gabinete Médico Velázquez. Una clínica que inició su andadura en 1987 alcanzando máximos niveles de satisfacción.

Según nos cuenta, el Dr. Marcos Cantarero el virus del papiloma humano tiene muchos serotipos con diferentes capacidades para producir lesiones. Se transmite a través de las relaciones sexuales, y es una de las enfermedades de transmisión sexual más prevalentes en el mundo. El virus puede estar simplemente “presente” en la vagina de muchas mujeres sin producir ningún tipo de daño. O puede estar “infectando”, esto ocurre cuando el virus consigue vencer las resistencias del sistema inmunológico del huésped y se integra en el interior de las células del cérvix uterino. Cuando el virus consigue infectar es cuando adquiere capacidad de transformar esas células y producir lesión.

La gravedad del VPH es que se trata de un virus silencioso. No produce ningún tipo de sintomatología en la paciente y la única forma de detectarlo es buscándolo mediante diferentes técnicas. La forma más habitual de detectarlo es en el contexto de una citología ya patológica.

Otra de las particularidades del VPH es que un sistema inmunológico competente es capaz de eliminar al virus en la mayoría de las ocasiones sobre todo en pacientes por debajo de 24 años. Entre las medidas para ayudar a su eliminación destacan el uso de preservativos (para evitar el paso constante de ese virus de la paciente a su pareja y viceversa), y la suspensión del tabaco (que favorece la entrada del virus a las células y esto hace que la infección sea más persistente).

Teniendo en cuenta los diferentes serotipos de VPH que puede desarrollar la mujer, existen los denominados de alto riesgo. La presencia de estos virus no siempre implica desarrollo de patología ni desarrollo de cáncer, pero si son los serotipos con mayor capacidad para favorecer este desarrollo.

Estos serotipos pueden ser aclarados por las pacientes de igual manera que se eliminan los demás, pero al ser los que más capacidad infectiva tiene pueden integrarse en la célula y producir infecciones más persistentes que acaben provocando lesiones premalignas.

La prevalencia actual del cáncer de cérvix en España es muy baja 4-10/100000 mujeres. Se puede prevenir mediante el uso sistemático de la vacuna. El Estado solo la financia para niñas menores de 14 años, pero eso no quiere decir que no sea eficaz en pacientes de mayor edad. Los estudios clínicos se han realizado hasta mujeres de 65 años mostrando eficacia en la protección.

En cuanto al tiempo de desarrollo, los estudios más recientes hablan de 10 años para desarrollar un cáncer cervical en pacientes con infecciones por virus de alto riesgo.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (US National Library of Medicine) el cáncer cervical es 100 por ciento prevenible, pero solo si se identifican a tiempo las células cancerosas. En palabras del Dr. Cantarero, “Si las pacientes se hacen sus controles citológicos de screening, como recomiendan las sociedades científicas, siempre se podrá prevenir la aparición de un cáncer infiltrante porque en la mayoría de las ocasiones se detectan las lesiones preinvasivas. Con la detección precoz de estas lesiones podemos hacer un seguimiento más estrecho de las pacientes con mayor riesgo y podemos intervenir cuando nos encontramos con una lesión de alto grado”.

Otra de las sombras del denominado virus silencioso es que no existe ningún método anticonceptivo capaz de reducir 100% el riesgo de contacto. El preservativo es el más eficaz a ese respecto pero no te protege totalmente de la prevención de la transmisión.

En relación con este tema, el 55% de los carcinomas orofaríngeos pueden estar vinculados al VPH en particular al VPH 16. Las parejas de pacientes con cáncer orofaríngeo por VPH no tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer orofaríngeo que el resto de la población general.

Por último, el Dr. Cantarero nos resuelve alguna de las dudas más frecuentes entre las mujeres infectadas por el VPH que desean quedarse embarazadas. ¿Ser portador del VPH es compatible con quedarte en estado?

“La infección VPH no interfiere con la fertilidad ni con el curso de la gestación. En caso de detectarse una lesión de alto grado en una paciente gestante se debe hacer el estudio completo.

En ocasiones si la paciente ha sido ya intervenida de una lesión de alto grado, esa intervención (conización) puede provocar alguna complicación del embarazo pero no interviene en la fertilidad.

Sobre los posibles daños al feto, “el VPH no atraviesa la barrera placentaria y no entraña riesgos para el feto. Incluso en el caso de verrugas genitales activas en el momento del parto no contraindican el parto por vía vaginal a menos que sean tan grandes que hagan un efecto obstructivo del canal de parto. El control de la patología cervical se puede realizar durante la gestación aunque la valoración colposcópica es más complicada y debe ser realizada por colposcopistas expertos”.