Qué tener en cuenta a la hora de escoger un seguro médico para tus trabajadores

Nos encontramos en una época en la que cada vez se aprecian más las acciones de la empresa que redundan en el bienestar de sus empleados. Las retribuciones en salario emocional son buena prueba de ello, ya que muchas veces marcan la diferencia entre un empleado descontento y otro que siente cómo se valora su trabajo de forma adecuada.

seguro de salud1Dentro de este tipo de retribuciones, uno de los elementos que se emplea con mayor frecuencia es la contratación de un seguro sanitario para los trabajadores. Actualmente existen muchas opciones en el mercado, como el seguro de salud Elma, que cuenta con coberturas y servicios personalizados para empresas. De esta forma se garantiza el bienestar de los empleados, y la sensación de pertenencia y valoración que estos perciben por parte de la empresa crece exponencialmente.

Cuando se quiere llevar a cabo la contratación de un seguro de salud en una empresa, es muy importante valorar todos los aspectos que se deben tener en cuenta antes de formalizar este compromiso. A continuación, indicamos qué es necesario considerar a la hora de escoger un seguro médico para los trabajadores.

Uno de los principales aspectos cuando se está intentando elegir el seguro médico más conveniente es la forma de pago. A la hora de contratar este tipo de productos, es necesario saber que se pueden retribuir de tres formas diferentes: la empresa corre con la totalidad del gasto, el empleado es el que soporta la fiscalidad del seguro, o el pago se reparte entre ambos.

Si es la empresa la que asume la totalidad del pago del seguro, contará con dos ventajas principales. Por un lado, aumentará la percepción que tiene el empleado respecto a la consideración que muestra la empresa hacia su trabajo, lo que desembocará en un mejor rendimiento y una mayor satisfacción personal; y por otro, la empresa podrá deducirse la totalidad del gasto que supone el seguro médico.

También es muy importante sopesar la modalidad de póliza que va a escogerse para la contratación del seguro. Las principales variables existentes son dos: el cuadro médico y el reembolso.

El cuadro médico permite al trabajador ser atendido en las clínicas y por los médicos con los que la compañía tenga firmado un convenio, mientras que con el reembolso el trabajador podrá elegir con total libertad el médico que desee, aunque tendrá que pagar los costes por adelantado, que le serán reembolsados más tarde según las condiciones particulares de cada seguro.

Por último, aunque también relacionado con algunas de las condiciones que se han comentado con anterioridad, existe la posibilidad de contratar seguros colectivos abiertos o privados. En el primer caso, es el trabajador quien se adhiere a un seguro que la empresa pone a su disposición para disfrutar de sus ventajas, aunque es él mismo el que tiene que hacer frente a su coste, mientras que en el caso de los seguros colectivos privados es la empresa la que contrata el seguro para todos sus empleados.

Además, hay otros aspectos que hay que considerar para contratar la modalidad de seguro más conveniente como el número de trabajadores, su edad o las condiciones particulares que ofrece cada tipo de seguro.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir