Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Qué hacer ante una quemadura solar: Paso a paso con Dermaloe MED Gel

Tratar las quemaduras solares a tiempo regenera la piel dañada, alivia el dolor, la inflamación y las molestias derivadas. Dermaloe MED Gel, de Laboratorios Viñas, formulado a base de activos de origen natural, favorece el proceso de cicatrización

Cuando nos exponemos al sol en exceso, la piel se enrojece. Quizá en los primeros momentos después de la agresión no seamos conscientes de ésta; los signos de quemadura solar pueden no aparecer hasta unas cuantas horas después, incluso 24 horas o más.

Los posibles síntomas incluyen piel roja y sensible caliente al tacto, ampollas que surgen unas horas o días después. Algunas veces puede sobrevenir una reacción grave, alergia solar, fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea. Las áreas quemadas por el sol experimentarán una peladura tras varios días.

Los síntomas de la quemadura solar suelen ser temporales. Pero el daño a las células con frecuencia es permanente, y puede tener efectos a largo plazo, por ejemplo envejecimiento prematuro de la piel.

Cómo tratar una quemadura solar paso a paso

Saber qué hacer ante una quemadura solar es fundamental para minimizar el daño que puede provocar tanto a nivel físico, dolor, enrojecimiento, como psíquico, vergüenza por las marcas o cambios de humor ante las molestias; aunque lo habitual es que no produzcan secuelas permanentes en la piel.

A continuación, detallamos lo que hay que hacer en caso de quemadura solar:

  • Lavar la zona. Lo primero que hay que hacer es limpiar la piel y retirar, si los hubiera, restos de
    productos, aceites solares, cremas. Se puede usar agua del grifo, agua hervida, agua destilada o
    suero fisiológico. Tras el lavado, hay que secar minuciosamente la piel con toques suaves,
    evitando frotar la zona. Podemos utilizar una toalla limpia, que no suelte fibra, o una gasa.
  • Refrescar la piel. Aplicar sobre la piel afectada una compresa humedecida con agua fresca. También podemos darnos un baño fresquito. Cada 10 min, o cuando sintamos que la piel vuelve a arder, volver a refrescar, con una compresa o un pulverizador de agua entre 15 y 20oC, esto provoca una reducción efectiva del dolor, pero hay que evitar el agua muy fría o helada, ya que produce una vasoconstricción, lo que acelera la progresión de la quemadura y aumenta el dolor.
  • Aplicar una crema hidratante, loción o gel específico para quemaduras. Cuando se produce una quemadura, se inicia un mecanismo fisiológico de deshidratación. Hidratar de forma activa la piel y aportar sustancias coadyuvantes para recuperar y mantener la hidratación, favorecerá el ambiente óptimo para la curación de la piel. Dermaloe Med Gel de Laboratorios Viñas, gel no graso, con extracto de Aloe vera y Pantenol, ayuda a la reparación de la piel irritada por el sol.
  • Beber más agua. Aumentar el consumo de agua todo el tiempo que dure el recalentamiento de la piel, ayudará a prevenir la deshidratación.
  • No tocar las ampollas. Una ampolla intacta puede ayudar a que la piel se cure. Si se rompe, cortar la piel muerta con unas tijeras pequeñas y limpias. Limpiar delicadamente el área con un jabón suave y agua. Poner Dermaloe Med Gel y cubrir la herida con una venda antiadherente.
  • Tratar la piel descamada suavemente. Cuando al cabo de unos días el área afectada comience a descamarse, no dejar de usar la crema hidratante o Dermaloe Med Gel.
  • Protegerse del sol aun más. Mientras se curan las quemaduras, no exponerse al sol y tomar mayores medidas de protección solar que las que se deberían haber tomado antes de quemarse.

Dermaloe Med Gel repara y favorece la cicatrización de la piel quemada por el sol

Dermaloe Med Gel de Laboratorios Viñas es un gel no graso, con extracto de Aloe vera, rico en acemananos, polisacáridos con poder cicatrizante, hidratante y regenerante que repara los tejidos dañados, y Pantenol, la forma activa de la vitamina B5, emoliente y anti-irritante, que promueve la acción natural de curación de los tejidos ayudando a la cicatrización de heridas causadas por quemadura solar, así como otras en general. No mancha y no contiene perfume ni alcohol. Puede aplicarse en todo tipo de piel, de niños a personas de edad avanzada, incluso en herida abierta.

Dermaloe Med Gel disminuye el tiempo de cura actuando en dos niveles:

  • Crea un ambiente húmedo y una película que protege la quemadura del medio externo (aire, microorganismos, contaminantes) aliviando los síntomas y reduciendo el riesgo de infección.
  • Favorece la reepitelización de la piel: acelera el proceso de cicatrización estimulando el crecimiento celular.

Modo de empleo. Aplicar sobre la piel limpia una pequeña cantidad con la yema del dedo hasta formar una capa que cubra la zona. Usar las veces necesarias para mantener un ambiente húmedo. Puede cubrirse la zona con una venda. PVPR: 15,50 € (Tubo 40 g).

Consejos para disfrutar de un día de sol saludable

Llega el verano, días de sol y playa, piscinas o, simplemente más tiempo al aire libre. Para disfrutar de todo sin sufrir molestas quemaduras, mejor seguir estas sencillas prácticas y recomendaciones:

Usa un protector solar con un factor en función de la actividad que vayas a practicar. Si un
paseo por la mañana basta con un SPF 30, para un día de playa SPF 50 y si vamos a hacer
deportes de agua o al sol, mejor SPF 100 y renovar su aplicación cada dos horas,

  • Asegúrate de extenderlo por todo el cuerpo, incidiendo en zonas más expuestas y delicadas: cuello, hombros, pecho, orejas.
  • Evita la exposición en las horas de mayor intensidad, de las 12,00 h a las 16,00 h.
  • Usa gafas de sol con un 100% de protección UV para proteger los ojos de la luz solar.
  • Viste ropa holgada que deje circular el aire entre el cuerpo y el exterior, aislándolo del calor.
  • Procura beber mucha agua, especialmente niños y ancianos. Entre 2 y 4 litros diarios.
  • No exponer a menores de 3 años al sol directo. En exterior, protegerlos siempre con gorro.
  • Usar más protección solar cuando nos encontremos cerca de superficies reflectantes, como el agua, la nieve o el hielo, y secarnos bien con la toalla tras cada baño.
  • Los días nublados, no hay que bajar la guardia ni dejar de usar protección. Muchos casos de quemaduras se producen en días así.