Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Las farmacias catalanas realizan más de 11.500 pruebas para detectar de forma precoz la infección por VIH

En las 129 farmacias participantes se han detectado un total de 119 casos reactivos desde 2009. El principal motivo para hacerse la prueba es el de una práctica sexual de riesgo

prueba-vih-farmaciaLos farmacéuticos catalanes son unos de los agentes sanitarios implicados en la enfermedad del Sida, ya que desde el 2009 participan en el Programa de Detección Precoz del VIH con test rápido. Las farmacias participantes, que hasta el 2015 han sido 129, se pueden identificar con un distintivo, o bien consultando los listados públicos en las webs colegiales de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona.

Gracias a este servicio, en las farmacias de Cataluña se han realizado 11.516 pruebas desde el 2009, de las cuales 119 han sido reactivas, y representa una tasa de 10 casos por cada 1.000 habitantes que se han hecho la prueba.

La capilaridad social de la farmacia comunitaria y la calidad de experto del farmacéutico como agente de salud, así como la estrecha colaboración con el departamento de Salud en la planificación del recurso desde un punto de vista epidemiológico, garantizan el equilibrio territorial y mejoran la accesibilidad del servicio.

Con los datos evaluados se ha podido extraer que en cerca de un 91% el principal motivo par hacerse la prueba es el de una práctica sexual de riesgo, principalmente en el caso de hombres que declaran una práctica heterosexual.

Por otro lado, también se ha podido constatar que los hombres que tienen sexo con hombres y las persones adictas a drogas por vía parenteral continúen siendo los ciudadanos más expuestos a la probabilidad de contraer la infección por VIH.

¿Cómo funciona el Programa?

La prueba, que tiene un coste de 10€, consiste a hacer una pequeña punción al dedo para extraer sangre. En veinte minutos se determina si el resultado es reactivo o no, siempre garantizando el anonimato, y en caso de que lo sea reactivo, se deriva el paciente en el centro hospitalario de referencia para realizar la confirmación del resultado. Este es un ejemplo más de como los farmacéuticos, gracias a la proximidad y accesibilidad, y en colaboración con el resto de profesionales sanitarios, pueden contribuir a mejorar la salud de las personas.

Los antecedentes

En el año 2009, el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de Cataluña pusieron en marcha la prueba piloto de detección precoz de VIH en la provincia de Barcelona. Posteriormente se extendió en todo Cataluña convirtiéndose en el primer servicio concertado de la Cartera de servicios de Atención Farmacéutica de Cataluña, y en marzo del 2015 se amplió a 36 farmacias de Barcelona ciudad repartidas entre los 10 distritos de la capital catalana.