Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Farmacéuticos sensibilizarán sobre el buen uso de medicamentos para el asma ante la elevada falta de control de la enfermedad

La elevada falta de control de la enfermedad afecta a 7 de cada 10 personas con asma, independientemente del nivel de gravedad

Más de dos millones de españoles padece asma y siete de cada diez presenta una elevada falta de control de la enfermedad, con el consiguiente riesgo para su salud y de costes asociados para el sistema sanitario.

Con el fin de contribuir a mejorar los niveles de control de la enfermedad, aprovechando la cercanía y profesionalidad de los farmacéuticos comunitarios, se ha presentado en la sede del Consejo General de Colegios Farmacéuticos la Guía de actuación para farmacéuticos “Uso adecuado de corticoides orales y SABA para el asma”.

Se trata del eje central de una campaña sanitaria de concienciación, que ha sido elaborada con la colaboración de AstraZeneca. 

Durante la presentación de la Guía, la secretaria general del Consejo General de Farmacéuticos, Raquel Martínez, ha declarado que “existe una necesidad real de abordar de forma multidisciplinar al paciente con asma”, abordaje para el que ha presentado como esencial “una alianza a nivel de atención primaria entre médicos de familia y farmacéuticos comunitarios”. Martínez ha repasado algunos activos que puede aportar la farmacia comunitaria para ayudar a los pacientes con asma, “pacientes a quienes conocemos su enfermedad y tratamientos y con quienes podemos actuar de manera personalizada con acciones como esta”.

Además, ha resumido los objetivos de esta acción en “actualizar los conocimientos del farmacéutico en la prestación del Servicio de Dispensación de medicamentos corticoides orales (GCO) y agonistas β2 adrenérgicos de acción corta inhalados (SABA); concienciar a farmacéuticos y pacientes sobre el uso adecuado de estos medicamentos y fomentar la identificación y actuación profesional a seguir en caso de un control inadecuado del asma o un uso no adecuado de los tratamientos. Por último, la Guía facilita claves para la coordinación interdisciplinar entre médicos y farmacéuticos y define los criterios de derivación del paciente desde el farmacéutico comunitario al Médico de Familia en Atención Primaria.

Una de las autoras de la Guía, la doctora Mar Martínez Vázquez, Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, vocal de relaciones internacionales del Grupo de Respiratorio en Atención Primaria (GRAP) con Grupo Internacional de Respiratorio en Atención Primaria (IPCRG) y coordinadora del grupo de trabajo de enfermedades respiratorias la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), ha detallado las principales características del Asma incluidas en la primera parte de la guía. Durante su exposición ha alertado de las causas que impiden controlar la enfermedad, señalando que “esta falta de control es debida principalmente a la ausencia de diagnóstico/prescripción o a la falta de adherencia a la terapia de mantenimiento/control con glucocorticoides inhalados (GCI), el uso excesivo de la terapia de rescate con agonistas β2 adrenérgicos de acción corta (SABA), una técnica de uso del inhalador deficiente y a la presencia de comorbilidades”.

Para mejorar la salud de las personas con Asma debemos “apostar por un modelo de atención sanitaria integral y multidisciplinar de manejo de los pacientes con asma en Atención Primaria, que incluya a los farmacéuticos comunitarios, contribuyendo a eliminar las ineficiencias, disminuir la variabilidad existente en la práctica clínica no justificada por la variabilidad en la gravedad del asma y mejorar la experiencia del paciente”, ha concluido.

Raquel Varas, doctora en Farmacia y responsable del Área de campañas sanitarias del Consejo General de Farmacéuticos, ha explicado el servicio de dispensación de medicamentos que se presta desde la farmacia. Un servicio que permite “detectar un inadecuado control de la patología, especialmente por uso excesivo de los medicamentos (SABA y GCO), identificar una baja adhesión al tratamiento, situaciones de riesgo, o falta de información sobre el uso correcto de estos fármacos. La intervención del farmacéutico contribuye a que los tratamientos sean efectivos y seguros, facilitando así que se alcancen los resultados en salud, el control del asma y mejorar la calidad de vida del paciente”. Además, en muchas ocasiones, continúa Varas, “la farmacia también es el primer lugar al que las personas acuden buscando ayuda cuando presentan síntomas compatibles con asma y aún no han sido diagnosticadas, por lo que es necesaria la coordinación con otros agentes sanitarios como puede ser la derivación del paciente a la consulta de Atención Primaria”.

Contenido de la Guía

Con el propósito de que esta Guía permita actualizar los conocimientos del profesional, según sus necesidades, y pueda llevar a cabo intervenciones de valor en el abordaje del asma el contenido se ha dividido en dos secciones. La primera sección expone el conocimiento teórico sobre la enfermedad, su diagnóstico y tratamiento en Atención Primaria. La segunda describe la actuación del farmacéutico comunitario en una actividad asistencial tan habitual como es el Servicio de Dispensación de medicamentos, para conseguir el resultado esperado de un uso adecuado, seguro y efectivo de los GCO y SABA.