Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

¿Se pueden tratar las hemorroides sin dolor?

Desde Desma aseguran que es posible reducir el dolor de las hemorroides de muchos modos diferentes, entre ellos con la pomada Proctolog. No obstante, lo más importante es detectarlas y diagnosticarlas de manera temprana para tratarlas cuanto antes

Las hemorroides son unas pequeñas tumoraciones que aparecen en los márgenes del ano o en el tracto rectal al estirarse las venas de esa zona. Pueden salir como consecuencia de la presión y el esfuerzo realizados al evacuar los intestinos o después de que una persona pase demasiado rato sentada sobre el inodoro. Aunque son benignas, pueden sangrar y provocar dolor. No obstante, desde Desma afirman que existen varios tratamientos para reducir los síntomas, como por ejemplo la pomada Proctolog.

Tipos de hemorroides y modo de diagnosticarlas

Antes de nada se debe señalar que existen diferentes tipos y grados de hemorroides. Por una parte se puede diferenciar entre hemorroides internas y hemorroides externas. Además, también se debe saber que en ocasiones sangran y en otras no lo hacen. Otra diferencia radica en el tiempo que las personas sufren esta afección, pues puede darse de manera temporal o ser crónica. Sea como sea, Desma insiste en que todas ellas tienen potencial de tratarse y no producir dolor.

Para empezar, señalan, es importante definir el tratamiento más adecuado para cada persona. Así, resulta imprescindible realizar un diagnóstico exacto y para ello se requieren exámenes rectales y anales

Tras esto, pueden usarse pomadas con ruscogenina y trimebutina, lo que ayuda a aliviar los síntomas. Un ejemplo de ello es Proctolog, de Desma Laboratorios. Se trata de una pomada indicada para tratar las crisis hemorroidales y las fisuras anales. Tiene propiedades antiinflamatorias y anestésicas y acelera el alivio tanto de las hemorroides internas como externas.

Cómo tratar las hemorroides para aliviar el dolor

También existen otros tratamientos alternativos como pueden ser las medidas higiénico-dietéticas. Para empezar, desde Desma indican que puede ser muy útil darse baños de asiento. Por otro lado, es importante aumentar la cantidad de fibra que se consume al día, así como hidratarse correctamente. Esto es así porque tal y como se ha indicado más arriba las hemorroides aparecen en muchas ocasiones tras hacer presión al defecar. Por tanto, si se pone fin al estreñimiento la afección puede desaparecer o hacerse más llevadera. 

Por otra parte, señalan la farmacoterapia como otra posible medida para reducir el dolor provocado por las hemorroides. Además de las pomadas antiinflamatorias y venotónicas, se pueden tomar analgésicos orales y antiinflamatorios que pueden aliviar los síntomas. También se pueden comprar en la farmacia suplementos de fibra para regular el tránsito intestinal.

Además de todo esto, los pacientes deben tener en cuenta que es posible realizar tratamientos instrumentales ambulatorios. Entre ellos se puede mencionar la inyección esclerosante que disminuye el tamaño de la hemorroide y reduce la sintomatología, la ligadura con banda elástica que evita el flujo sanguíneo hasta la hemorroide o la coagulación con láser para sellar las terminaciones nerviosas y reducir el dolor.

Aliviar los síntomas de las hemorroides con remedios naturales

El dolor producido por las hemorroides, por otro lado, puede disminuir con algunos remedios naturales. Así lo afirman desde Desma, quienes hacen mención al aloe vera para reducir el ardor o la irritación.

Eso sí, alertan de que antes de aplicar productos como el aloe vera sobre las hemorroides es mejor consultar a un profesional sanitario para que valore el caso de manera individual. 

También recuerdan que para poder aliviar el dolor de esta afección lo mejor es detectar de forma temprana las hemorroides. Y es que cuando estas alcanzan los grados III y IV pueden requerir también de intervenciones más invasivas para poder controlarlas.