Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Sólo 2 de cada 100 españoles se aplica bien el fotoprotector

Según el IV Estudio CinfaSalud “Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección”, avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), sólo el 2,5% de las personas encuestadas siguen las tres medidas que garantizan la eficacia del fotoprotector

Infografico IV EstudioCinfasalud Fotoproteccion_BLa investigación se ha basado en un cuestionario online realizado a una muestra representativa de 3.000 mujeres y hombres de nuestro país, de entre 18 y 64 años, residentes en todas las comunidades autónomas. De ellos, el 57,8% pertenece a los fotototipos más claros (I, II y III), con mayor proporción de mujeres que de hombres.

De acuerdo al estudio de CinfaSalud, dos de cada tres mujeres (66,3%) afirman que el sol mejora su estado de ánimo, es bueno para sus huesos y se sienten más guapas bronceadas, mientras que solo uno de cada tres hombres (33,7%) piensa lo mismo. Por otro lado, el cáncer cutáneo (80,1%), seguido por las quemaduras (7,5%) y el envejecimiento de la piel (5,8%) son los efectos perjudiciales del sol que más preocupan a los encuestados.

Como apunta el dermatólogo José Carlos Moreno Giménez, presidente de Honor de la AEDV y Coordinador de la campaña Euromelanoma de la Fundación Piel Sana, “las personas con fototipo I y II corren mayores probabilidades de sufrir los efectos negativos del sol sobre la piel y la salud. No obstante, todos debemos tomar medidas para protegernos, puesto que la sobreexposición constituye el principal factor de riesgo. Sobre todo, si se repite a lo largo del tiempo, ya que la piel tiene memoria”.

Radiación IR-A, la gran desconocida

Por otra parte, nueve de cada diez españoles sí saben que las radiaciones UV pueden producir cáncer cutáneo (91,8%) y quemaduras (93,5%), mientras que el 78,2% es consciente de que, con el tiempo, pueden provocar la aparición de  arrugas y manchas en la piel (78,2%). En cambio, solo uno de cada cinco encuestados (20%) sabe que el sol emite radiaciones infrarrojas A (IR-A) y el 65,9% reconoce no saber qué son.

Como resume la doctora Aurora Garre, experta médica de Laboratorios Cinfa, “en este estudio CinfaSalud, hemos constatado que, si bien la población conoce en gran medida los efectos nocivos que producen las radiaciones UV, todavía no existe conciencia en nuestro país sobre otro tipo de radiaciones que también son perjudiciales para nuestra piel, como las infrarrojas A (IR-A). Esta produce sobre la piel una sensación de calor, atraviesa todas las capas de la dermis hasta llegar a la más profunda, la hipodermis, lo que agrava los efectos nocivos de las UV y desencadena la mayor parte de los cambios asociados a la edad que se producen en la piel”, explica la doctora Garre.

Mayor conocimiento, mayor factor de fotoprotección (SPF)

Por otra parte, el nivel de conciencia acerca de los efectos perjudiciales que pueden provocar los rayos solares parece influir en la elección del factor de fotoprotección solar (SPF): el 71,4% de los españoles con mayor conocimiento de las radiaciones UV utiliza factor de protección alto o muy alto (30 o más), casi un 20% más que en 2011 (Estudio Cinfa Fotoprotección 2011). En todo caso, las mujeres (60,1%) se muestran más sensibilizadas que los hombres (39,9%).

Además de aplicarse la crema fotoprotectora (69,1%), evitar el sol en las horas centrales del día (53,1%), permanecer en la sombra (35,6%) y protegerse con ropa o gafas de sol (31,8%) son las precauciones recomendadas por los dermatólogos que toman más a menudo los participantes en la encuesta para protegerse de las radiaciones solares.

Diez consejos para disfrutar del sol con responsabilidad

Como recuerda la doctora Aurora Garre, “las recomendaciones sobre fotoprotección pueden resumirse en unos sencillos hábitos que, adoptados en nuestra vida diaria, nos permitirán disfrutar del sol y el ocio al aire libre sin poner en riesgo nuestra salud y la de nuestra piel”:

  1. Refuerza las defensas de tu piel con una dieta rica en antioxidantes. Una dieta rica en frutas y verduras con vitamina E y vitamina C contribuirá a proteger tu piel de las agresiones del sol, al igual que lo puede hacer un aporte extra de estos micronutrientes en forma de complementos nutricionales. Puedes consultar a tu farmacéutico al respecto.
  2. Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde. También la altitud aumenta la peligrosidad del sol, así como algunos tipos de nubosidad.
  3. La sombra, tu mejor aliada. Resguárdate de los rayos del sol bajo los árboles o usa una sombrilla, aunque no olvides que su protección no es total, porque algunos tipos de superficies –agua, arena, nieve, hierba- reflejan las radiaciones solares.
  4. Protégete también en el automóvil. Al elegir tu nuevo coche, recuerda que los cristales más eficaces son los laminados tintados de gris. En el caso de coches ya fabricados, puedes colocar películas plásticas sobre los cristales o tintarlos, siempre de acuerdo a la legislación.
  5. Consulta los índices ultravioleta (IUV). Antes de la exposición al sol o una actividad al aire libre, conviene informarse sobre la intensidad de las radiaciones a través de canales como la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) o la app solar de Be+: a partir de 6, el riesgo es alto y se deben extremar las medidas de fotoprotección, así como elegir el SPF adecuado.
  6. Protege tu cuerpo con la ropa adecuada y usa sombrero. Los colores oscuros protegen más que los claros y algunos tejidos, como el algodón, la viscosa, el rayón y el lino, protegen menos que otros como el nailon, la lana, la seda y el poliéster. Respecto al sombrero, uno de ala ancha proyectará sombra a tu rostro y cuello, además de a tu cabeza.
  7. Utiliza gafas de sol para evitar los daños oculares. Es necesario que las gafas tengan una protección 100% frente a los rayos UV y solo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea. Las que mejor protegen los ojos y la piel que los rodea son las gafas de tipo envolvente.
  8. Utiliza un fotoprotector adecuado a tu fototipo y a las circunstancias de la exposición. Nunca te apliques factor de protección inferior a 30. Por su parte, las personas de fototipos claros (I y II) deben usar siempre un SPF muy alto (50+) y en cuyo envase se especifique que también protege de la radiación ultravioleta A con el símbolo . Póntelo media hora antes de exponerte al sol y reaplícalo cada dos horas y tras el baño, acordándote de secar bien la piel antes. Elige, además, bálsamos labiales que contengan filtros solares.
  9. No bajes la guardia después del verano. Las radiaciones solares son peligrosas durante todo el año, no solo en verano. Recuerda también, cuando practiques deportes de invierno, que la nieve refleja un 80% los rayos de sol, por lo que debes emplear fotoprotectores con un SPF mayor de 50.
  10. Mucho cuidado con las salas de bronceado. El bronceado artificial no protege frente al fotoenvejecimiento y conlleva un riesgo de cáncer de piel, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).