Prevención inteligente, suplementos y ahorro de costes

El uso de complementos alimenticios en poblaciones de riesgo proporciona beneficios para la salud y un ahorro significativo de la atención médica, según el informe “Prevención inteligente: ahorro en costos de atención médica resultantes del uso dirigido de suplementos dietéticos”, publicado por la firma Frost & Sullivan, a través de una subvención de la Fundación del Consejo para la Nutrición Responsable (CRN)

uso-complementos-alimenticiosSegún este informe, el ahorro de costes, que se puede obtener con un uso inteligente de los complementos alimenticios en poblaciones de alto riesgo, es significativo. Aproximadamente el 75% de la atención total de los gastos de salud en EE.UU. se destinan a enfermedades evitables, pero sólo el 3% de los gastos de salud se invierten en los programas de prevención.

La investigación científica ha conducido al examen de los complementos alimenticios y muchos estudios demuestran que éstos tienen un efecto positivo, en la reducción del riesgo de un proceso de enfermedad.

Lo que faltaba era un objetivo y una evaluación sistemática de la situación actual de los hallazgos científicos, sobre la relación entre el uso de complementos alimenticios y la reducción en el riesgo de una enfermedad, que requiere costosos servicios de tratamiento.

Frost & Sullivan examinaron el ahorro potencial de los costes de salud, si las personas de más 55 años de edad en situación de riesgo de enfermedades, utilizaran ciertos complementos alimenticios, que se ha demostrado reducen los riesgos de esas enfermedades.

Este informe examina las siguientes condiciones de enfermedades y las combinaciones con los complementos alimenticios:

  • La enfermedad coronaria y el posible potencial de ahorro en los costes de atención médica cuando se utilizan los ácidos grasos omega-3, tres vitaminas del grupo B (ácido fólico, B6 y B12), fitoesteroles, y psyllium fibra dietética.
  • Diabetes, atribuida a la enfermedad coronaria y el potencial ahorro en los costes de atención de la salud cuando se utiliza picolinato de cromo
  • Enfermedad ocular relacionada con la edad, específicamente degeneración macular y cataratas, y el potencial de ahorro en los costes de la atención de salud al utilizar la luteína y la zeaxantina.
  • Osteoporosis y el potencial de ahorro en los costes de la atención de salud al utilizar la combinación de calcio y vitamina D, o cuando se usa magnesio.

El informe examina la evidencia que muestra, que el uso de complementos alimenticios claves, puede reducir los costes generales de utilización hospitalaria de forma significativa, asociados con la enfermedad del corazón, la enfermedad ocular relacionada con la edad, la diabetes y la enfermedad ósea en los Estados Unidos.

Por lo tanto, específicos regímenes de complementos alimenticios están recomendados como un medio para ayudar a controlar los crecientes costes de salud en la sociedad, y como un medio para minimizar la posibilidad de tener que hacer frente a acontecimientos potencialmente costosos e invertir en aumento de calidad de vida.

Algunos de los hallazgos incluyen grandes ahorros en varios casos: si la población total de adultos estadounidenses mayores de 55 años, diagnosticados con CHD (enfermedad coronaria) usaran complementos alimenticios como Omega-3, Vitaminas B, Fitoesteroles, Psyllium Fibra dietética y Picolinato de Cromo; otro alto porcentaje de ahorro se daría en adultos mayores de 55 años con dignóstico de DMAE, si utilizaran suplementos dietéticos de luteína y zeaxantina en los niveles de ingesta de prevención; y si todas las mujeres estadounidenses mayores de 55 años diagnosticadas con osteoporosis, utilizaran complementos alimenticios de magnesio en los niveles de ingesta preventivos.

Uso efectivo de los complementos alimenticios

Hay muchas maneras de identificar y motivar a las personas con alto riesgo de enfermedad cardiaca coronaria (CHD) relacionada con la diabetes, la enfermedad ocular relacionada con la edad, y la osteoporosis, para que usen complementos alimenticios efectivos, incluyendo:

  • El uso de nuevas tecnologías para la identificación de personas de alto riesgo, antes de que experimenten costosos programas de tratamiento agudo.
  • El uso de incentivos para consumidores, profesionales de la salud, y otras partes interesadas a hacer frente a los antecedentes de la enfermedad, como oposición a la utilización de los servicios de tratamiento agudo.
  • El aumento de la educación general sobre el ahorro económico, para las personas y el sistema del cuidado de la salud desde estrategias inteligentes de prevención.

Sólo entonces puede existir un acercamiento a utilizar ciertos complementos alimenticios, que han demostrado científicamente que ayudan a reducir el riesgo de experimentar un costoso programa, entre grupos de población de alto riesgo de enfermedad.

El estudio generó la cantidad de casos médicos evitables y el ahorro en la utilización hospitalaria. Esta reconocido que no todos los miembros de una población en riesgo sufrirían un suceso médico, pero que la cantidad de personas necesarias a tratar con suplementos podría ser mayor, utilizando el sistema de salud para el tratamiento de la enfermedad.

Por último, reconociendo que una parte de la población ya utiliza estos complementos alimenticios, los investigadores determinaron que parte de los ahorros de costes ya se está realizando con el uso del suplemento, y esa porción debería incrementar la utilización del complemento para evitar caer en la enfermedad.

(Texto cortesía de Lamberts Española)

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir