TENA rinde homenaje a los trabajadores de las residencias de mayores con testimonios personales de sus familiares

La compañía ha querido visibilizar el trabajo de los miles de cuidadores que, incluso poniendo en riesgo su propia vida, se dedican a atender a nuestros mayores

Laura Steegmann, enfermera y responsable Centro Asistencial San Camilo, Tres Cantos
Laura Steegmann, enfermera y responsable Centro Asistencial San Camilo, Tres Cantos

Cuidadores, trabajadores sociales, psicólogos, enfermeros, médicos o personal de administración de las residencias de mayores se han enfrentado estos días cara a cara con la COVID-19 y, sin embargo, han sido los grandes olvidados de la pandemia. Essity, compañía líder en el mercado global del sector de higiene y salud, ha querido paliar este olvido y rendir un sentido homenaje a los miles de trabajadores que, incluso poniendo en riesgo su propia vida, se han dedicado a atender a nuestros mayores. Con este propósito, la compañía ha editado un vídeo con testimonios personales de tres familias que tienen a sus seres queridos en residencias y que expresan su profunda gratitud hacia los trabajadores de los centros por la implicación y cuidados con sus mayores.

Las residencias y centros de día para mayores y personas en situación de dependencia se han enfrentado a numerosos problemas para hacer frente a la pandemia, en muchos casos, por falta de medidas de protección para atender las necesidades de una población especialmente vulnerable. De hecho, según datos facilitados por las comunidades autónomas, algo más de seis de cada diez fallecidos por la COVID-19 en España eran personas institucionalizadas. Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha han sido las comunidades más afectadas.

El cuidador, un miembro más de la familia 

Para este vídeo, TENA ha contado con tres familias que ofrecen un testimonio personal de gratitud hacia los cuidadores de sus seres queridos. Los participantes en esta pieza audiovisual revelan un auténtico sentido de pertenencia del cuidador a la familia. Destacan su entrega, creatividad, ingenio, compromiso e ilusión y el fuerte vínculo vital, necesario y cómplice que se crea entre el residente, el cuidador y la familia, más especial si cabe durante este largo periodo de confinamiento. El cuidador, como se dice en el vídeo, acaba siendo un miembro más de la familia.

Así lo confirma Laura Steegmann Pascual, responsable de enfermería y residencia del Centro Asistencial San Camilo (Tres Cantos, Madrid), La esencia del cuidado se visibiliza de manera excelente en la labor profesional de dignificar la atención a las personas mayores. Y esto supone acoger a la persona en su totalidad, acoger a su familia y a su entorno. No solo cuidamos de una persona, sino que cuidamos de toda la familia donde uno de sus miembros está sufriendo un proceso de senectud”.  En la misma línea, Sara Peña Ferrández, enfermera y responsable de Residencia de Mayores de Borja (Zaragoza)para nosotros, lo más importante siempre es el bienestar de nuestros residentes, sacarles una sonrisa cada día, acompañándolos, cuidándolos. Sin lugar a duda, en las residencias de mayores, la palabra “cuidar” adquiere todo su significado. Por ello hoy, en esta crisis sanitaria que estamos viviendo, pero sobre todo siempre quiero profesionales que nos dedicamos a cuidar de los mayores, nos merecemos un aplauso”.

Esta iniciativa, que se distribuirá entre residencias y centros de mayores está perfectamente alineada con la misión que TENA tiene desde sus inicios de estar al lado de las personas y del profesional sociosanitario, apoyarles y colaborar para ayudarle en el desempeño de su actividad diaria”, comenta Ignacio Dopico, director de relaciones institucionales de Essity. TENA, no solo ofrece productos innovadores a los profesionales, sino que también fomenta su formación y el aprendizaje de estrategias y técnicas que benefician no solo al residente, sino también al cuidador.

Enlace al vídeo

 

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir