“Los farmacéuticos debemos estar cada vez más presentes en redes sociales”, María de la Matta, cotitular de la farmacia Padre Pío

María de la Matta es cotitular de la farmacia Padre Pío desde 1998, aunque la botica lleva en pie desde el año 70. En 2019, quedaron finalistas del Concurso de Casos Clínicos “Desafío SEFAC 2019”. De la Matta habla con “farmanatur” sobre el intrusismo en la profesión que hay desde las redes sociales y sobre los desabastecimientos de las farmacias, entre otras cosas

mattaLa farmacia Padre Pío estrenó su denominación con la entrada de la cotitular María José de la Matta Martín, María. La cotitular recuerda cómo nace esta botica: “La historia de Farmacia Padre Pío comienza a principios de los años 70, al tiempo que se inicia la construcción del barrio del que adquirió su nombre. Fueron años duros, donde los propios vecinos lucharon por conseguir servicios básicos para la zona, que quedaba en la periferia de la ciudad. A los pocos años se instaló la farmacia. Desde su inicio, la farmacia fue un referente sanitario en el barrio. Muchos vecinos aún recuerdan la toma de tensión como un servicio muy valioso y novedoso entonces. Durante todos estos años hemos evolucionado en el concepto de farmacia, tanto en los servicios que ofrecemos como en nuestra formación del equipo, que cuidamos especialmente para dar siempre el mejor consejo a nuestros pacientes”.

De la Matta decidió dedicarse a la farmacia por “tradición familiar”, algo que “influyó muchísimo”. Su madre era y es farmacéutica y farmacóloga, por lo que creció con el ejemplo en casa, “viendo el gran esfuerzo que suponía la investigación en farmacología al tiempo que llevar adelante una farmacia”. Relata cómo su madre le  enseñó que “los farmacéuticos pueden aportar mucho al mundo de la ciencia”, así que siguió sus pasos y optó por dedicarse “de lleno” a ello teniendo siempre presente todo lo que pueden “aportar como profesionales sanitarios”.

Lo mejor de su trabajo, sin duda alguna, es “el trato diario con los pacientes y lo más reconfortante, el agradecimiento de muchos de ellos cuando sienten que te has involucrado de verdad en resolver sus problemas de salud”. Para de la Matta, “ver cómo consideran la farmacia un lugar de confianza para buscar soluciones e incluso para informarse de cuestiones relacionadas con la salud es realmente satisfactorio como profesional farmacéutica”. Y lo peor es “la cantidad de burocracia que genera la farmacia y el tiempo que hay que dedicarle, la gestión empresarial requiere mucha atención”.

Especialización

La farmacia está especializada en el Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT), Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD) y Revisión de Uso del Medicamento (RUM). “Tres servicios eminentemente farmacéuticos, que son el sello de nuestra filosofía de farmacia”, apunta.

Por otro lado, como Servicios Profesionales Farmacéuticos (SPF) complementarios también están especializados en el Servicio de Prevención de Riesgo Cardiovascular  (RCV) y en la Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA), así como en el Servicio de Nutrición.

Otro de los servicios que ofrece la farmacia es la dispensación de plantas medicinales que son, en palabras de la farmacéutica, “muy populares en la población en general y en la farmacia también”.

“La fitoterapia es una muy buena alternativa para el tratamiento de determinados problemas de salud y cada vez existe una mayor demanda. A mucha gente le gusta tratarse con ‘productos naturales’. Sin embargo, lo cierto es que observamos mucha desinformación acerca de este tipo de terapias. Nuestra labor es proporcionar información correcta y consejo al usuario de plantas medicinales”, apunta.

Ambiente familiar y llevado por mujeres

“Trabajamos en un ambiente muy familiar, somos 4 farmacéuticas y una técnico en Farmacia”, expresa De la Matta. Y explica que cada una tiene tareas asignadas. A diario se realizan tareas de gestión rutinarias, tales como la gestión de los pedidos.

“Pero lo más importante para nosotros es el servicio de dispensación e indicación de medicamentos, aquí es donde centramos nuestra mayor atención y a partir de ahí, surgen el resto de servicios que ofrecemos mediante citas para poder organizarnos. Surgen muchas anécdotas en el día a día. Buscamos tiempo también para formarnos mediante asistencia a cursos y a Congresos”, afirma.

Los desabastecimientos, una impotencia

De la Matta explica cómo los desabastecimientos están perjudicando mucho a los pacientes que, a veces, “se desconciertan al no encontrar el medicamento que necesitan, porque no comprenden la falta de suministro”. Para el farmacéutico también supone en muchas ocasiones “una sensación de impotencia al no poder resolver la situación frente a muchos pacientes, sobre todo cuando no existe otra alternativa terapéutica”.

“La solución no la tengo. ¡Ojalá! Siempre tratamos de darle un alternativa o bien facilitarles la búsqueda del medicamento que en cuestión necesiten”, sentencia. Estos problemas los enfrentan con una buena fidelización que tiene sus puntos fuertes en “la dispensación informada y el consejo farmacéutico”.

Padre Pío, finalista del “Desafío SEFAC 2019”

La farmacia Padre Pío ha participado en las dos ediciones del Concurso Desafío SEFAC. “Nos encantó el formato del Concurso de la Primera Edición y decidimos repetir, nos parece una forma muy divertida de aprender. Las tres farmacéuticas del equipo que participamos nos reuníamos a mediodía en la farmacia y resolvíamos el caso en equipo”, agrega la cotitular de la botica.

“En el último caso clínico de esta edición, una compañera estaba de vacaciones y supuso un gran esfuerzo coordinarnos para resolver el caso a distancia entre las tres de manera simultánea. El esfuerzo mereció la pena. La experiencia de haber llegado a la final en Barcelona fue un subidón para todo el equipo. Lo recomendaría a todas las farmacias que tengan ganas de aprender”, recuerda.

El papel del farmacéutico frente al intrusismo en redes sociales

De la Matta cree que el escenario que se está creando en las redes sociales en las que los denominados influencers están aconsejando sobre el consumo de medicamentos sin el adecuado conocimiento científico es “muy peligroso porque las redes sociales llegan a todo el mundo, mucha gente llega mal informada a la farmacia precisamente por creer que lo que está en internet es todo válido”.

Así, el papel del farmacéutico tiene que estar dirigido al buen uso de las redes sociales para contrarrestar estos bulos. “Los farmacéuticos debemos estar cada vez más presentes en redes sociales y aconsejar páginas y sitios webs que garanticen información de calidad para que se aprenda a distinguir qué es y qué no es válido”, afirma.

Otro de los bulos que se están haciendo virales en internet es sobre el coronavirus, el virus que está afectando a muchos países y que ha tenido su origen en la ciudad china de Wuhan. Con respecto a estos bulos, de la Matta, explica que el papel del profesional sanitario consiste en “contrarrestar con la presencia de información de instituciones farmacéuticas que garanticen que la información que se aporta en redes sociales es fiable, Colegios de Farmacéuticos, Sociedades Científicas, Universidad, etc.”.

Carencias y retos de los farmacéuticos en 2020

“La principal carencia es la falta de integración del farmacéutico comunitario en los equipos multidisciplinares de la Atención Primaria. Este, en mi opinión, debería ser uno de los retos del farmacéutico para los próximos años, conseguir su integración con médicos y enfermeros para mejorar la comunicación entre todos.  Y otro reto importante es conseguir la aceptación de la oferta de servicios profesionales farmacéuticos, tanto por el público como por otros compañeros sanitarios”, explica la farmacéutica sevillana. En cuanto a los retos, explica que uno de ellos es “mejorar la comunicación con los Centros de Salud desde la Farmacia Comunitaria, mediante una herramienta informática útil y fácil de usar”.

Dos María?

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir