Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

“Los farmacéuticos somos ese compañero de viaje que todo paciente de cáncer necesita”, Eva Gomis

Situada en las bellas Islas Baleares, la Farmacia de Eva Gomis, es la única de la isla que forma parte del mapa de Hydroskin Oncology (farmacias especializadas en oncología), por lo que su conocimiento sobre las necesidades del paciente oncológico es enorme. Quizás por eso, uno de los valores que tiene que tener un farmacéutico, afirma la farmacéutica, es la empatía

VER EN DIGITAL

farmacia gomisLa historia de la Farmacia Gomis es relativamente corta, ya que su titular, Eva Gomis Hurtado, lleva sólo seis años al frente. “Trabajé en diferentes oficinas de farmacia cuando acabé la carrera, pero después de haber sido tres años regente, aprobé unas oposiciones como farmacéutico en la Consejería de Salud de Baleares y he trabajado en la Administración durante 24 años”, relata. Durante estos años ha seguido formándose en la parte sanitaria y asistencial de la profesión y en un concurso consiguió la farmacia.

La imposibilidad de entrar en la carrera de Medicina y los caprichos de la vida que, a veces, nos cambian el destino, hicieron que Eva estudiara Farmacia. “La verdad es que me apasionó desde el primer curso y ya en ningún momento pensé en cambiar. He disfrutado de mi trabajo, tanto en la Administración como ahora en la oficina de farmacia, es muy importante estar enamorada de tu trabajo y disfrutar de él cada día”, añade.

Farmacia turística 24/7

Esta botica abre los 365 días del año de 9 a 22 horas. “El perfil de los usuarios varía a lo largo del año, ya que en verano, por la zona donde está ubicada la farmacia, podríamos decir que es una farmacia turística. Estos dos años con la pandemia apenas ha habido turistas y el perfil del usuario ha sido la población local”, sostiene la titular.

También el rango de edad es bastante amplio, “y como es previsible los usuarios más jóvenes son los que menos vienen a la farmacia”, comenta. Respecto a la fidelización organizan diferentes campañas a lo largo del año cuyo objetivo es cubrir las necesidades del paciente. “Son campañas coherentes con nuestros valores, y con los productos y servicios que ofrecemos”, añade Eva Gomis.

Servicios más demandados: Fitoterapia y Dermocosmética

Entre los servicios más demandados se encuentran la atención farmacéutica y el seguimiento farmacoterapéutico, que son la parte central de nuestro ejercicio profesional. “Con el seguimiento farmacoterapéutico atendemos las necesidades del paciente para que la toma de los medicamentos sea efectiva y segura”, añade.

Además, son especialistas en dermofarmacia y ofrecen un asesoramiento personalizado mediante un servicio de dermoconsulta, en el cual a través de un análisis pueden realizar un correcto diagnóstico de la piel, cuero cabelludo y uñas. “Realizamos determinaciones de presión arterial, perfil lipídico y glucemia, de manera que podemos detectar enfermos ocultos y también hacer un seguimiento de patologías ya diagnosticadas”, explica Eva.

Por otro lado, elaboran Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD), servicio que ofrecen, como explica, “con el fin de ayudar al paciente a seguir su tratamiento organizándole la medicación por días y por tomas para cada semana”. En este aspecto, buscan facilitar el cumplimiento, evitar confusiones y problemas derivados de la manipulación de los medicamentos.

“Nuestra farmacia está adherida al programa del tratamiento del tabaquismo. El tabaquismo, enfermedad adictiva crónica, es la principal causa de muerte evitable en el mundo y desde nuestra farmacia podemos ayudar a dejar de fumar, así como contribuir a aumentar la motivación del fumador a dejarlo”, explica la farmacéutica.

También ofrecen un proceso integral contra la celulitis “con tratamientos vía tópica, nutricosmética, ejercicio físico y consejos de dieta saludable para mejorar esa celulitis que tanto nos preocupa a las mujeres”, relata Eva Gomis.

Especializada en el paciente oncológico

La boticaria destaca que, actualmente, la Fitoterapia está adquiriendo un papel cada vez más destacado en la prevención y/o tratamiento de diversos problemas de salud. “Asesoramos  sobre el uso de productos fitoterapéuticos, los cuales pueden aportar beneficios ya sea con respecto a la prevención de enfermedades o como tratamiento coadyuvante de otros”, señala.

Y desde hace poco se han especializado en el cuidado del paciente oncológico con la intención de acompañarle antes, durante y después del tratamiento, a él y a sus familiares y/o cuidadores.

Su farmacia está dentro del mapa de farmacias oncológicas de Hydroskin, que, como explica Eva Gomis, significa que su farmacia es una Unidad Hydroskin Oncology. “Es un proyecto cuyo objetivo es desarrollar farmacias en oncología para que entren a formar parte del equipo multidisciplinar que necesita el paciente oncológico, coordinar campañas de prevención desde la farmacia y realizar una formación continuada de calidad, para que la farmacia sea un punto de referencia fiable y sea una farmacia asistencial”, apunta Eva.

La farmacéutica confiesa que han tenido y tienen pacientes oncológicos, pero en según qué casos, sobre todo pacientes en tratamiento con radioterapia, no se atrevían a darles nada. “Era una asignatura pendiente que teníamos con el paciente oncológico y ahora que nos hemos formado, podemos acompañar al paciente oncológico en su proceso”, asevera.

En este aspecto, la dermocosmética oncológica es la que está diseñada específicamente para las necesidades especiales de los pacientes oncológicos, debido a su especial sensibilización cutánea y a los periodos de inmunosupresión. “Evita ingredientes que pueden causar problemas para el paciente oncológico, fragancias e ingredientes innecesarios con el objetivo de priorizar la seguridad y concentrarse en activos de alta eficacia. La elección de activos, excipientes y formas galénicas es un punto clave”, agrega.

El papel del farmacéutico con el paciente oncológico

Las personas con cáncer encuentran un gran aliado en el farmacéutico. “Nuestro objetivo es  ayudarle a superar los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia en mejores condiciones, le acompañamos en su autocuidado. Somos un profesional sanitario cuya formación, accesibilidad y trato de confianza nos convierten en un excelente experto al que recurrir”, apunta.

Los pacientes ya diagnosticados de cáncer pueden encontrar en la oficina de farmacia numerosos recursos de cara a favorecer su bienestar durante el transcurso de la enfermedad y el tratamiento, como son los relacionados con el cuidado de la piel, problemas en las mucosas o con la nutrición, entre otros. “Los farmacéuticos somos ese compañero de viaje, cercano, profesional y de confianza, que todo paciente de cáncer necesita para que la travesía sea lo más llevadera posible. Además, se puede recurrir a nosotros en cualquier momento y sin necesidad de cita previa”, agrega la entrevistada.

La frecuencia de aparición de cáncer ha ido aumentando conforme ha aumentado la esperanza de vida, según comenta Eva, “y se espera que alcance su máximo cuando la generación del Baby Boom supere de largo los 50 años, así pues se espera un incremento de los diagnósticos”.

“No sería capaz de decir que número de pacientes oncológicos tenemos, pero se estima que la incidencia en farmacia es de 17 por cada 1.000 habitantes”, añade.

Higiene, hidratación y fotoprotección, cuidados imprescindibles

La higiene, la hidratación y la fotoprotección son cuidados imprescindibles en el paciente oncológico. El 70% de los pacientes sufren complicaciones en la piel y en las mucosas como consecuencia de los tratamientos. “Desde el diagnóstico de la enfermedad se debería hacer una prevención para disminuir los efectos secundarios que aparecerán con el tratamiento, como por ejemplo, sobrehidratar la piel para que esté mejor preparada y así evitar complicaciones”.

Entre las principales necesidades del paciente oncológico la farmacéutica destaca: higiene corporal, hidratación de la piel, protección solar, hidratación vaginal, cuidado de los labios, cuidado de la boca, cuidado de las mucosas (oral, estomacal, anal) y cuidado de las uñas.

“Y no podemos olvidar que debemos estudiar los medicamentos que utiliza en la terapia anticancerosa y en su terapia habitual para detectar posibles interacciones, efectos secundarios y la presencia de problemas relacionados con los medicamentos”, concreta.

Empatía, clave en la farmacia

Quizás, por este motivo, insiste que se van adaptando a lo que nos demandan los pacientes,  y, por ello, una de las primeras cosas que debe hacer un farmacéutico, en su opinión, es conocer al paciente y saber escuchar para entender sus emociones, sus necesidades, sus preocupaciones y darle soluciones. “El paciente se merece la mejor atención posible”, apunta Eva Gomis. 

Y añade: “Además, yo diría que es exigente y en ocasiones cree estar muy informado, de ahí que es preciso que estemos muy formados para poder hacer una dispensación eficaz y una recomendación adecuada y personalizada a cada paciente”.

Entre las cualidades de un buen profesional Eva Gomis destacaría ser empático, ser capaz de prestar atención, escuchar y demostrar verdadero interés por los pacientes, actuar para mejorar y crear un buen ambiente de trabajo, con el crecimiento personal y profesional del equipo, poner en valor el talento del equipo. “Es muy importante porque al final, todo ello se traduce en una mejor atención en el mostrador. Un equipo motivado y feliz, son la clave del éxito”, concluye la titular de la botica.