Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Ágora Sanitaria inicia un curso gratuito para mejorar la detección y el tratamiento del dolor de garganta desde la farmacia

Woman with throat painEl dolor de garganta es una consulta frecuente para el farmacéutico, profesional de la salud que puede ayudar a identificar cuándo esta patología es de origen vírico –el 80% de los casos lo es– o bacteriano, y así definir si se puede hacer recomendación desde la farmacia o conviene que el usuario acuda a los servicios médicos. Para que el profesional tenga más recursos a la hora de abordar esta consulta, Ágora Sanitaria, el portal de formación online de los Colegios de Farmacéuticos de Barcelona y Madrid, ha creado  el  curso  “Actuación  frente  al  dolor  de garganta  desde  la  farmacia comunitaria”.

De los diferentes ámbitos en que se vertebra el catálogo formativo de Ágora Sanitaria, este curso se encuentra dentro del área de síntomas menores y persigue tres objetivos: que el farmacéutico conozca con más profundidad qué es el dolor de garganta, que pueda detectar si el origen es vírico o bacteriano y que sepa identificar los signos de alarma para determinar si puede hacer indicación farmacéutica o debe derivar al médico.

La formación ha empezado el 24 de noviembre, las inscripciones están abiertas durante todo el año y es gratuita gracias al patrocinio del laboratorio farmacéutico Reckitt Benkisser. A su vez, se ha estructurado con una duración de 2h y unos contenidos multimedia e interactivos para facilitar que el farmacéutico pueda combinar el curso con su actividad en la farmacia.

¿Por qué es necesaria esta formación?

Xavier Boleda, farmacéutico comunitario y autor del curso, afirma que “este tipo de formación es muy útil, puesto que el dolor de garganta además de ser una de las consultas más habituales en la farmacia comunitaria se puede dar en todo tipo de pacientes, ya sean adultos o niños, y puede ser de origen vírico o bacteriano, lo que implica que la intervención farmacéutica será diferente”. Además, añade que “por este motivo es importante actualizar conocimientos en esta materia y actuar de forma protocolizada para verificar las posibles causas de este dolor, saber qué tipo de pruebas específicas pueden hacerse en la farmacia e intervenir de la manera más adecuada, ya sea indicando un tratamiento que no requiera prescripción o derivando el paciente al médico cuando sea necesario”.