Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Ocho de cada diez españoles considera que el cáncer de mama es altamente curable y fácil de detectar

Cáncer MamaLos más optimistas respecto a su curación son las personas con edades comprendidas entre los 55 y 64 años, situándose en el polo opuesto los más jóvenes de entre 14 y 24 años.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales, diagnosticándose en España alrededor de 25.000 nuevos tumores de este tipo al año. Son datos proporcionados por la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) pero, ¿cuál es el grado de conocimiento que tiene la población respecto a esta patología? ¿Conocen los principales factores de riesgo? ¿Qué saben de su curación?

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, que tiene lugar el 19 de octubre, IMOP y Berbés Asociados han querido conocer cómo piensan y que saben los españoles en torno a esta enfermedad, a través de una nueva edición de la pregunta IMOP-Berbés.

Según los resultados obtenidos, ocho de cada diez españoles considera que el cáncer de mama es altamente curable y fácil de detectar. No existen diferencias significativas por sexo, pero sí que es destacable que son las personas de entre 55 y 64 años las más optimistas respecto a su curación, situándose en el polo opuesto los más jóvenes de entre 14 y 24 años.

Respecto a los factores de riesgo que asocian con este tipo de tumores, es el consumo de tabaco el que más relacionan con ello (31%). Tras ello, otros condicionantes que consideran relacionados con el cáncer de mama son los antecedentes personales y familiares (30%) y la mala alimentación (28%).

La opción de los antecedentes familiares y personales es citada en mayor medida por las mujeres, alcanzando un 36%, frente a tan sólo un 23% de los hombres que consideran este factor como uno de los principales para padecer esta enfermedad cancerígena.

En menor medida y con porcentajes más bajos, también se relacionan con ello otros aspectos como el consumo de alcohol, la contaminación ambiental, las radiaciones externas de antenas y móviles, el estrés, la vida sedentaria, no hacerse revisiones periódicas, exposición al sol, presiones en el pecho o el sobrepeso.

Por último, un 4% de los encuestados señala otras opciones y un 30% no sabe o no quiere contestar a la pregunta, lo que puede deberse al alto desconocimiento que existe todavía en gran parte de la sociedad española en torno a esta enfermedad.