Un tercio de las intoxicaciones alimentarias en Europa se producen en el hogar

Las bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades alimentarias. Las altas temperaturas contribuyen a la proliferación de microorganismos

platter-2009590_640Las contaminaciones por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas producen más de 200 enfermedades alimentarias, según datos de la OMS. De hecho, causan 1.8 millones de muertes al año por enfermedades diarreicas. En verano, el número de intoxicaciones alimentarias crece debido a las altas temperaturas. Los expertos estiman que la temperatura óptima de crecimiento de los microorganismos oscila entre los 30 y los 37ºC. Es por ello muy importante adquirir buenos hábitos de manipulación, cocinado, conservación y almacenamiento, con el fin de evitar potenciales intoxicaciones.

La sede de bioMérieux, compañía líder en diagnóstico microbiológico a nivel mundial, ha impartido un seminario sobre Seguridad Alimentaria, en el que han participado Pedro Di Rocco, director general de bioMérieux Iberia, Ana Fuertes, directora de industria de bioMérieux Iberia, Mª Paz Sánchez, jefa de la Unidad de Microbiología del Laboratorio de Salud Pública del Ayuntamiento de Madrid y Cristina Díez, presidenta de la Sociedad Española de Seguridad y Calidad Alimentaria y responsable de calidad del Grupo Palacios.

Según las expertas, existe una responsabilidad compartida por parte de la producción primaria, las empresas, la administración y los consumidores, para evitar intoxicaciones producidas por la ingesta de alimentos contaminados.

Las empresas tienen la responsabilidad de producir y distribuir un producto seguro”, ha apuntodo Ana Fuertes. Esta responsabilidad está respaldada a nivel europeo por regulaciones muy estrictas acerca de la inocuidad de los alimentos. Sin embargo, una vez los alimentos llegan a su lugar de consumo, el compromiso lo adquieren las personas que vayan a manipular y conservar los alimentos, un aspecto mucho más complicado en lo que se refiere a su control.

Una intoxicación alimentaria nunca es fruto del azar, siempre se produce porque se manipulan alimentos sin tener en cuenta las indicaciones del fabricante”, ha advertido Mª Paz Sánchez. Según el último informe de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), un 34% de las intoxicaciones alimentarias en Europa se producen en el hogar y, es por ello, por lo que ha querido proporcionar consejos a la población sobre la forma óptima de manipular, cocinar, conservar y almacenar los alimentos:

  1. Limpia tus manos y los utensilios para manipular alimentos: los microorganismos pueden transportarse fácilmente entre ellos.
  2. No utilices la misma tabla para cortar ingredientes crudos y cocinados: las tablas para cortar y picar pueden ser una fuente peligrosa de contaminación cruzada.
  3. Cocinado adecuado: la correcta elaboración de los alimentos elimina los microorganismos patógenos ya que la mayoría de ellos no sobreviven a altas temperaturas.
  4. No dejes los alimentos cocinados a temperatura ambiente: refrigera lo antes posible la comida recién preparada, los microorganismos se reproducen más rápido en ambientes cálidos.
  5. Refrigera por debajo de los 4º y congela por debajo de -18º: por debajo de 5º el crecimiento microbiano se reduce significativamente o incluso se paraliza.
  6. Descongela en refrigeración y no a temperatura ambiente.
  7. Utiliza medios isotérmicos en el caso de que los alimentos se vayan a consumir fuera del hogar.

 

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir