Antonio Mingorance, presidente del CACOF: “El medicamento de diagnóstico hospitalario debe ser accesible y, por tanto, estar en la farmacia”

Antonio 3El Tribunal Supremo desestimaba recientemente un recurso de casación interpuesto por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y declaraba nula la resolución del organismo sanitario que impedía dispensar ciertos medicamentos DH en las farmacias. La organización colegial de la región no duda en valorar positivamente el fallo, a la vez que pide una resolución defi nitiva del Constitucional en torno a la polémica suscitada hace cuatro años por el sistema autonómico de subasta de medicamentos subvencionados.

Las V Jornadas Farmacéuticas Andaluzas, que tendrán lugar en Granada los días 19 y 20 de mayo, acogerán una mesa redonda sobre el futuro de la distribución farmacéutica. ¿Hacia dónde cree usted que camina el sector?

El futuro de la distribución es ofrecer cada vez más y mejores servicios a la ofi cina de farmacia. Servicios que permitan al farmacéutico desarrollar lo más ampliamente posible su rol profesional, y a la farmacia ganar en eficiencia, competitividad y sostenibilidad. Y todo ello sin perder el norte de lo que verdaderamente constituye la esencia del modelo de distribución cooperativa solidaria en nuestro país: la capacidad de poner el medicamento (al mismo coste) allá donde una farmacia/paciente lo necesite, con independencia de si es o no rentable hacerlo.

¿Considera necesario que las cooperativas de distribución actuales afronten procesos de fusión o integración para mejorar su servicio a la oficina de farmacia? ¿Para recortar en costes y ampliar márgenes de beneficio? ¿Para subsistir, en algunos casos?

Depende lógicamente de cada caso, pero lo que parece claro es que, en un momento en el que el estrechamiento de márgenes es cada vez mayor y la exigencia a la oficina de farmacia para ofrecer más y mejores servicios aumenta, será difícil hacerlo sin tener un tamaño adecuado que permita competir. Por eso entiendo que en organizaciones con culturas corporativas similares, esas asociaciones serán posibles y saludables para el modelo de farmacia en su conjunto (no sólo para la distribución).

En este sentido, se están produciendo movimientos en los últimos meses entre empresas distribuidoras que prestan servicio a las farmacias andaluzas (Grupo Farmanova y Cecofar iniciaron conversaciones en octubre de 2015 para estudiar una posible fusión). ¿Cómo ve estos movimientos? ¿En qué pueden beneficiar a las oficinas de farmacia de su Comunidad Autónoma si finalmente se materializa la fusión?

Farmanova y Cecofar son organizaciones con culturas corporativas similares, afi nes, y el proceso que, en efecto, se inició y que está avanzado me parece muy positivo, por supuesto para Andalucía, pero también para el conjunto de la farmacia española por los motivos antes mencionados.

La Junta de Andalucía aprobó hace tres meses el decreto que regula la prestación farmacéutica en los centros residenciales para personas mayores y con discapacidad. ¿Cuáles son las principales novedades o líneas generales del texto?

Básicamente la novedad respecto a la legislación estatal radica en que la farmacia sólo suministrará a las residencias con menos de 50 camas (la norma del Estado establece 100 camas). Esas farmacias suministradoras serán seleccionadas mediante concurso. Por su parte, las farmacias de núcleos de población aislados con menos de 1.000 habitantes podrán continuar atendiendo a los centros residenciales con menos de 50 camas durante un plazo máximo de diez años.

Actualmente estamos en conversaciones con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para solventar algunos aspectos que, en nuestra opinión, podrían haberse mejorado. ¿Existía un problema de abastecimiento con anterioridad a la celebración de dicho decreto?

Que tengamos constancia en el Consejo Andaluz, no existía ningún problema en ese sentido, aunque parece lógico que se desarrollara la legislación nacional a nivel autonómico, y ése en principio era el objetivo del Decreto.

El Ministerio de Sanidad ha recurrido en varias ocasiones el sistema de subasta de medicamentos subvencionados puesto en marcha por el Gobierno andaluz en 2012, alegando invasión de competencias. Y lo cierto es que, por ahora, el Tribunal Constitucional ha ido levantando los vetos sin entrar en el fondo del asunto, y no parece que haya una doctrina judicial definitiva. ¿Cree que el TC acabará dando la razón al Ministerio y anulará el sistema andaluz?

No sé realmente lo que va a ocurrir. Lo que sí le gustaría a la farmacia andaluza es que el Tribunal Constitucional decidiese cuanto antes en el sentido que sea, porque la incertidumbre y la duda no son buenas para ninguna de las partes.

Doctor prescription and medicine¿Cree que el próximo Gobierno español, se conforme como se conforme, abandonará esa lucha constante que mantiene con la Junta de Andalucía desde 2012?

Sería deseable que en sanidad hubiera de verdad un Pacto de Estado que incluyera a las Comunidades Autónomas, que son las que en última instancia ejecutan y pagan el presupuesto en salud, a fin de no politizar estas cuestiones. Creo que es lo que más nos importa como ciudadanos.

Algunos agentes del sector farmacéutico opinan que las subastas responden a una confrontación política, y no a una medida de eficiencia del gasto farmacéutico. ¿Cuál es la posición del CACOF en este asunto?

Lo que el Consejo Andaluz ha mantenido siempre es que nos parecía que podían haberse explorado otras soluciones que, por un lado, no cercenaran la capacidad de gestión de la oficina de farmacia en momentos tan complicados como los de estos años, y por otro, que no introdujeran dudas e inseguridad entre los profesionales. Dicho esto, lo deseable es que el Tribunal Constitucional dirima esta cuestión sin demora para rebajar el nivel de confrontación política al que se ha llegado.

El Colegio de Farmacéuticos de Jaén denunciaba hace poco que un centenar de medicamentos adjudicados en esas subastas presentaban desabastecimientos continuos. ¿Les llegan a ustedes las quejas de los farmacéuticos? ¿Observa una preocupación creciente de los profesionales de ofi cina de farmacia andaluces en comparación con la situación de los farmacéuticos de otros territorios?

En efecto, ha habido medicamentos en falta en las subastas, y lógicamente los profesionales y compañeros han tenido que hacer un esfuerzo extra para explicar los cambios a los clientes. Ahora bien, también es cierto que ante dicho desabastecimiento, el farmacéutico ha podido ofrecer sin problema el siguiente medicamento que estaba inmediatamente en precio. De lo que se trata, y en eso el SAS y el CACOF han estado de acuerdo en todo momento, es de facilitar al paciente su medicación. Además, el propio Servicio Andaluz ha aplicado en las últimas convocatorias algunas medidas para aquellos laboratorios que han incumplido.

Recientemente el Tribunal Supremo ha declarado nula la resolución del Servicio Andaluz de Salud que impedía dispensar ciertos medicamentos de diagnóstico hospitalario en las oficinas de farmacia. ¿Qué valoración hace de este fallo judicial?

Nunca hemos compartido con el SAS, y así se lo hicimos saber en su día, la salida de esos medicamentos DH del canal farmacia (lógicamente tampoco las razones esgrimidas para ello). Creemos que por accesibilidad para el paciente, el medicamento DH debe estar en la farmacia y, por tanto, valoramos positivamente el fallo del Supremo.

El salto a la venta de medicamentos OTC (sin receta) a través de Internet no se ha afianzado aún, pero algunas cifras hablan de que un 13% de la venta de parafarmacia y OTC se trasladará próximamente a la venta online (el porcentaje lo facilitaba Hefame en la feria Infarma del pasado mes). ¿Cómo cree que afectará el auge del e-commerce a los servicios que prestan las cooperativas de distribución farmacéutica? ¿Se trata de una amenaza o de una oportunidad para el sector distribuidor?

La distribución trabaja fundamentalmente para la farmacia y, a día de hoy, sólo las farmacias pueden vender OTC por Internet. Parafarmacia es un segmento más amplio, sin duda, pero creo que la distribución sabrá adaptarse, como lo ha hecho siempre, y ofrecer a la oficina de farmacia la máxima ventaja competitiva para que el e-commerce en OTC y Parafarmacia pueda liderarse desde el establecimiento farmacéutico.

¿Cómo valora el esfuerzo que están realizando las cooperativas para formar a los profesionales farmacéuticos en áreas como el comercio online?

Creo que para la farmacia de proximidad esa extensión de su servicio de consejo y asesoramiento al mundo online va a resultar a largo plazo muy interesante para el objetivo de fidelización. No para vender, porque las redes son sobre todo escucha y conversación, pero sí para seguir haciendo tarea de educación y promoción de hábitos saludables en su entorno más inmediato, con la posibilidad de llegar además a públicos que no entran habitualmente en la farmacia. Además, me parece muy relevante que ese salto a lo online se lidere desde nuestras corporaciones (colegios y cooperativas), para que el enfoque asistencial y de servicio no se pierda.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir