Echinácea, la planta de las defensas

Así es como se conoce a esta planta medicinal. La Echinácea está recomendada en casos de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior e inferior

Arkocápsulas EchináceaHace unos días recibíamos una buena noticia; España ya no encabeza la lista de países con mayor consumo de antibióticos.

Sin embargo, esto ha sido debido a un cambio en la metodología (impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)) en el cálculo de las dosis diarias definidas (DDD) de varios antimicrobianos. Por ello, la Agencia Española de Medicamentos no lo considera una buena noticia y recuerda que “España continúa entre los países que más antibióticos utilizan”.

La epidemia de gripe se encuentra estos días en su pico máximo y durante unas cuantas semanas, junto a los resfriados, serán los problemas de salud más frecuentes de los españoles.

Conviene recordar que ambas infecciones están ocasionadas por virus, por lo que la toma de antibióticos NO se aconseja, salvo prescripción del médico.

Y por ello, hoy, queremos hablar de la Echinácea (Echinacea purpurea (L) Moench.), una planta medicinal conocida como la planta de las defensas.

Historia de la Echinácea

La Echinácea era una planta muy familiar para los indios aborígenes de América del Norte, que utilizaban para tratar las mordeduras de serpiente y las heridas.

Es hacia el año 1930 cuando comienza el cultivo y la utilización de la Echinácea, sobre todo en Alemania, país que aporta los principales estudios y labor científica respecto a sus propiedades.

¿Para qué se usa la Echinácea?

La Echinácea está recomendada en casos de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior e inferior como catarro común, gripe, tos seca, bronquitis, así como también en estomatitis y faringitis.

La Agencia Europea del Medicamento —la EMA—aprueba el uso de la Equinácea para la prevención y tratamiento del resfriado común.

Por vía tópica, se utiliza como coadyuvante en el tratamiento de heridas superficiales de cicatrización lenta, eczemas, quemaduras, etc.

¿En qué dosis?

Por vía oral, se recomiendan entre 900-1.000 mg/día de raíz pulverizada repartidos en 3 tomas (en cápsulas, comprimidos, etc.).

En uso externo, se utilizarán preparaciones semisólidas con el 15% de zumo obtenido por expresión. En niños, se recomienda a partir de los 3 años de edad,  en dosis  proporcionales a adultos según edad o peso corporal del niño.

¿Dónde se encuentra?

En farmacias se encontrarán los preparados de Echinácea con garantía de calidad, seguridad y eficacia. El farmacéutico es el profesional sanitario experto en plantas medicinales, para aconsejar y resolver las posibles dudas.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir