Los 10 problemas dermatológicos más frecuentes

Tres expertos coinciden en que la alopecia androgénica es uno de los cinco problemas dermatológicos más comunes. Citan en total diez, y nos dan las claves para combatirlos

Los 10 problemas dermatologicos ms frecuentesEl ser humano es propenso a sufrir una gran variedad de enfermedades de la piel cuyos síntomas y severidad varían. Las causas pueden ser hereditarias o genéticas, infecciosas, degenerativas o alérgicas. La mayoría de ellas son benignas. El farmacéutico y el dermatólogo nos pueden asesorar sobre los procedimientos para tratarlas. Hemos consultado a tres dermatólogos (los doctores Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral (IDEI); Sergio Vañó Galván, dermatólogo y tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén; y Pablo de la Cueva Dobao, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Leonor) sobre los problemas dermatológicos más frecuentes y los tratamientos más novedosos.

  1. Alopecia androgénica o androgenética. El doctor Sánchez Viera, también tricólogo, detalla que afecta aproximadamente al 75% de los hombres, y que lo más habitual es que los primeros signos se hagan evidentes entre los 30 y 40 años. Y puede llegar a darse en casi el 50% de las mujeres, siendo de aparición más habitual con la llegada de la menopausia y la disminución de estrógenos. El doctor Vañó cita un tratamiento tópico y otro oral disponibles en las oficinas de farmacia. “Diferenciaríamos dos tratamientos novedosos que se han utilizado recientemente tanto en mujeres como en hombres: uno para formas más leves, que sería finasterida tópica, y otro para formas más graves, que sería dutasterida oral”. Por su parte, el doctor De la Cueva cita minoxidil, con diversas formulaciones innovadoras (incluso de forma nanosomada) con las que se ha conseguido una mayor absorción y tolerancia del producto tanto para hombres como para mujeres. El experto coincide con el anterior en que en los casos más severos de alopecia androgenética masculina “existe una evidencia contrastada de la eficacia y seguridad de finasterida con menor nivel de  evidencia”, aunque múltiples artículos corroboran su utilidad de uso en casos femeninos empleándose dosis superiores (de 2,5 a 5 mg). También está de acuerdo en que “en los últimos años, uno de los avances importantes ha sido la aparición de estudios sólidos sobre la eficacia de dutasteride en esta patología”. En ambos casos, el tratamiento más novedoso, explica Sánchez Viera, es el trasplante capilar con la Técnica Fue, disponible en pocos centros. Se trata del más avanzado trasplante de pelo para tratar calvicies y alopecias tanto  en hombres como mujeres, y consiste en la reimplantación de unidades foliculares que se extraen mediante microincisiones de menos de un milímetro. “No es necesario, por tanto, la extracción de toda una tira de piel, ni su sutura posterior, por lo que no se aprecian cicatrices, y la recuperación es prácticamente inmediata. Además, el pelo implantado no vuelve a caerse”, destaca el experto.
  2. Psoriasis. Los doctorés Vañó y de la Cueva coinciden en citarla entre los cinco problemas dermatológicos más comunes, y ambos se refieren al mayor avance de este año para los pacientes con psoriasis leve y moderada: la espuma corporal que combina calcipotriol y betametasona. “Se ha conseguido una supersaturación de los principios activos y se ha evitado su cristalización, con lo que se han conseguido una mayor eficacia y rapidez en la eliminación de las placas de psoriasis”, sostiene Vañó. “Y para formas graves hay un grupo de fármacos hospitalarios que son muy efectivos que llamamos fármacos biológicos. Prácticamente cada año salen uno o dos nuevos”, añade de la Cueva. “A nivel de innovación para los casos de moderados a graves, han aparecido en los dos últimos años los inhibidores de IL17 (secukinumab e ixekizumab) y la molécula pequeña apremilast. Es previsible que en el futuro próximo tengamos disponible un nuevo fármaco que inhibe la vía IL17 (brodalumab), así como inhibidores de la IL23 (guselkumab, risankizumab y ildrakizumab). Asimismo, los fumaratos, empleados en Alemania desde hace años, es previsible que vean la luz en los próximos meses en nuestro país”, anuncia Vañó.
  3. Acné. En el acné existe una tendencia creciente a utilizar combinaciones de principios activos, afirma de la Cueva. Las últimas en aparecer han sido: clindamicina+ tretinoína o adapaleno+peróxido de benzoilo a distintas concentraciones. Concretamente, Sánchez Viera cita el acné femenino en la edad adulta, conocido también como acné hormonal, que afecta a más de un 20% de las mujeres de entre 22 y 50 años. “Para hacerles frente usamos las técnicas más novedosas como los láseres fraccionales ablativos de CO2. y Erbio. En los casos en los que las cicatrices son muy profundas, es necesario combinar el tratamiento con Láser con microinyecciones con sustancias de relleno como el ácido hialurónico. Y la Microdermoabrasión es otro de los tratamientos utilizados como complemento para las cicatrices”.
  4. Urticaria crónica. El doctor Vañó diferencia dos tratamientos novedosos: el grupo de los antistaminicos no sedantes, especialmente la bilastina, que ha demostrado efectividad y seguridad para formas leves. Y para formas graves hay un fármaco hospitalario que es muy efectivo y que mejora la calidad de vida de los pacientes de forma muy importante: el omalizumab.
  5. Dermatitis atópica. En este caso es el Dr. de la Cueva quien nos habla de las novedades. En las formas leves y moderadas, el tratamiento de elección a día de hoy son los corticoides tópicos e inhibidores de la calcineurina (pimecrolimus y tacrolimus). En Estados Unidos se comercializó un inhibidor de la fosfodiesteras 4, crisaborol, que ha demostrado eficacia y seguridad contra placebo. Los casos de dermatitis atópica severa conforman uno de los campos con mayor investigación dentro de la dermatología. Este año, la Agencias Americana y Europea del Medicamento (FDA y EMA) han aprobado el primer biológico, dupilumab, anticuerpo monoclonal que inhibe la IL4 y IL13. Otros biológicos están en fase de desarrollo, así como moléculas pequeñas innovadoras que inhiben la vía JAK-STAT (tofacitinib, baricitinib, upadacitinib).
  6. Rosácea. Para el eritema facial asociado, explica el doctor de la Cueva, se aprobó brimonidina en el año 2014, y este mismo año la oximetazolina tópica. Ambos productos son alfa adrenérgicos. En casos inflamatorios, además de los tratamientos establecidos, existen metronidazol tópico o ácido azelaico, entre otros. De la Cueva y Vañó diferencian también un tratamiento novedoso tópico para formas leves, que sería la Ivermectina tópica, con buenos estudios clínicos y utilización en práctica real. Vañó añade un tratamiento oral para las formas intensas: Isotretinoina, que también se utiliza para el acné.
  7. Queratosis actínicas y carcinoma basocelular superficial. Las queratosis actínicas son lesiones precancerosas. Para las de grado leve, indica Vañó, existe el diclofenaco, un tratamiento tópico que se puede utilizar hasta dos veces al día. El carcinoma basocelular superficial cuenta con un tratamiento a nivel tópico muy efectivo que se llama Imiquimod. La incidencia está aumentando en un 10% anualmente.
  8. Carcinoma espinocelular. Se trata de una proliferación maligna de un tipo de células de la piel, los queratinocitos. Es un tumor con capacidad para dar metástasis sobre todo a nivel ganglionar, pero esto sólo ocurre en casos muy avanzados. En los últimos 20 años su incidencia ha aumentado en casi todos los países debido a la mayor exposición a la luz solar. Sánchez Viera explica que para los casos de cáncer de piel no melanoma, si el tratamiento se realiza de forma precoz con cirugía, se logran tasas de curación cercanas al 100%. La técnica más segura y eficaz es la Cirugía Micrográfica o Cirugía de Mohs.
  9. Hiperhidrosis. Se trata de un exceso de sudoración, y aunque no se considera una patología grave, sí puede afectar de forma importante a la calidad de vida de los pacientes, incluso a sus relaciones interpersonales. Uno de los tratamientos más novedosos y efectivos, relata Sánchez Viera, es la inyección de toxina botulínica.
  10. Léntigos o manchas faciales. Se trata de melanina acumulada que se distribuye de forma irregular, haciendo que la piel pierda uniformidad. Es un problema estético bastante común que contribuye enormemente al envejecimiento facial. Entre los tratamientos más novedosos, el director del IDEI destaca Láser QSwitch. En todo el tratamiento es necesario evitar la exposición al sol y aplicar con frecuencia protectores solares.
FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir